Colegio Sagrada Familia

Montevideo. Fundado en 1889

Documentos

Documentos

La Familia Sa-Fa llamada a vivir y a compartir la alegría del Evangelio

Valladolid, 24 de julio de 2019


Documento de orientación (Hermanos y Laicos)

Hermano/Hermana de la Familia Sa-Fa:

Con gozo queremos compartir contigo las conclusiones de nuestra experiencia capitular como Familia Sa-Fa formada por Hermanos y Laicos, animados a vivir y transmitir la alegría del Evangelio.

Gracias por tus fraternas aportaciones y el apoyo de tu oración. Como en las bodas de Caná, te invitamos a sentir que María nuestra madre, recuerda hoy a su Hijo que falta el vino: la alegría, la ilusión de ser Familia Sa-Fa. Te invitamos a escuchar y seguir su consejo: “Haced lo que Él os diga” (Jn 2,5).

Nos anima a seguir este consejo la Palabra que ilumina Nazaret: “Alégrate llena de gracia, el Señor está contigo” (Lc 1,26), que hoy María comparte con nuestra Familia y que el Capítulo asume como icono.

Hemos escuchado la invitación que en Evangelii Gaudium nos hace la Iglesia, la cual nos impulsa a vivir y transmitir la alegría del Evangelio con nuestra presencia, comunicación, fraternidad, audacia, predilección por los pobres, confianza en Dios y oración.

Durante el tiempo de escucha y mirada a la realidad hemos tratado de comprender a la Iglesia en sí misma, su misión profunda y el lugar de los jóvenes en ella. Con los informes del Consejo General y con la presentación de cada Provincia, hemos tomado conciencia de la realidad del Instituto en el mundo: nuestras raíces, nuestras fragilidades y nuestros aciertos. Únete a nuestra oración agradecida.

Detectamos limitaciones personales e institucionales, pero nos anima el saber con María, que nuestras debilidades permiten la manifestación de la fuerza de Dios, si confiamos con humildad en la asistencia del Espíritu Santo.

Hemos experimentado que la diversidad es una riqueza que el Señor nos ofrece. En la complementariedad se descubre la presencia del Espíritu. Contamos contigo...

Seguir leyendo...

Publicado el 23-08-2019
Documentos

Proyecto Educativo del Instituto de los Hermanos de la Sagrada Familia


Introducción

El Instituto de los Hermanos de la Sagrada Familia define, con el presente Proyecto Educativo, el tipo de educación que pretende llevar a cabo en los centros escolares y demás espacios educativos en los que tiene una responsabilidad de dirección, de animación o de orientación.

La finalidad de este documento es la de establecer un vínculo de unidad entre las personas e instituciones de la Familia Sa-Fa que comparten el ideal educativo del Hno. Gabriel Taborin, ofreciendo los rasgos que caracterizan hoy la escuela Sagrada Familia en su tarea de construcción interna y de apertura a su misión eclesial y social.

La evolución de la sociedad y las orientaciones de la Iglesia llevaron al Capítulo General de 2007 a proponer la actualización del Proyecto Educativo del Instituto. La intuición central del Capítulo se traducía en la expresión "Nazaret, escuela de humanidad" y proponía como programa para estos años: "Estamos llamados a testimoniar que el carisma nazareno del Hermano Gabriel es un don para la Iglesia y para la sociedad, una oferta de humanidad y humanización a imagen del Hijo de Dios hecho hombre, en la convicción de que "cualquiera que sigue a Cristo, hombre perfecto, llega a ser él también hombre pleno" (Gaudium et Spes, 41). Nuestra contribución al proceso de humanización en las distintas culturas, iluminadas por el evangelio, basará su inspiración en la escuela de Nazaret,"donde la Sagrada Familia vivió el misterio de la encarnación, y se dejó modelar por la acción del Espíritu"...

Seguir leyendo...

Bajar versión DOC (110 Kb)

Aprobado por el Consejo General el 16-04-2011

Reflexiones

reflexión con motivo del encuentro de la Familia Sa.Fa. en Córdoba (noviembre de 2014)

Las respuestas del Hno. Gabriel a los desafíos de hoy


I-¿Desde dónde responde Gabriel? Realidad externa y mundo interno

El Hno. Gabriel Taborin nace el primero de noviembre de 1799 en el contexto de la Revolución Francesa. Su vida, su vocación y su misión se desarrollan dentro de ese contexto socio-político- religioso y en el posterior contexto de la restauración.

Muere en 1864 y durante todos esos años la evolución social, política, religiosa y educativa sufren grandes vaivenes. En medio de ellos se desarrolla la vida del Hno. Gabriel y la fundación del Instituto de los Hnos. de la Sagrada Familia.

Sin duda que el contexto eclesial, el desarrollo de la Iglesia, su reorganización, el proyecto pastoral y la restauración influyen en el proceso del Hno. Gabriel como influyeron las experiencias de la Revolución y los posteriores acontecimientos sociales y políticos de esos años.

Un aspecto clave en esa reorganización del Estado y de la Iglesia fue el tema del entramado social, la educación y la pastoral. En ellas se involucra también la Comunidad de los Hnos. de la Sagrada Familia y muchas otras congregaciones que surgen en la época para colaborar en esa misión.

En 1779 las heridas de la Revolución no han cicatrizado todavía. En las zonas rurales de Francia, muchos grupos de cristianos celebran la fe y la defienden en la clandestinidad reuniéndose en los graneros, las bodegas de las granjas y casas de campaña, en los sótanos y lugares alejados para rezar y mantener la fe. La fe en estos contextos es parte fundamental de la cultura de esos pueblos. Personas valientes esconden a los sacerdotes que viven en la clandestinidad, para salvarlos de la persecución religiosa. Los pueblos de la campaña, sobre todo, han quedado sin maestros ni sacerdotes referentes del entramado cultural. Muchos niños, jóvenes y familias han quedado en el abandono y muy desprotegidos debido a los acontecimientos vertiginosos y cambiantes de esa época. La carencia cultural, religiosa y material es muy grande en esos momentos en los pueblos de las zonas rurales.

Seguir leyendo...

Bajar versión DOC (87 KB)

publicado el 07-11-2014
reflexiones

Del narcisismo a la espiritualidad (El proceso de salir de sí mismo)


Introducción

Durante los siglos tercero y sexto después de Cristo, algunos hombres y mujeres deseosos de profundizar en la verdad y el bien de la persona, se retiraron al desierto con el fin de encontrarse con la propia verdad “despojándose de todo apoyo y, en soledad”, poder descubrir los propios “vacíos, límites, manías, seguridades, tranquilidades, adicciones, el propio pecado y la calma en quien es manantial de vida”. El desierto y la soledad, si bien asustan, ejercen una extraña fascinación, sino veamos hoy la necesidad de contacto con la naturaleza, la vuelta al “Uruguay Natural”... Estos hombres y mujeres que se fueron al desierto, querían descubrirse, descubrir las fuerzas de la oscuridad y encontrar la luz que realmente llenara los vacíos y compulsiones tontas.

Ellos no elaboraron ninguna teoría sobre la esencia y existencia humana, no elaboraron ninguna teoría psicológica ni ninguna terapia especial; nos han dejado simplemente su experiencia personal de ese proceso en el desierto y soledad, de lo que vivieron y descubrieron. Han vivido en carne propia lo que significa ser un ser humano; han experimentado el camino de maduración y el que conduce a Dios manantial de donde brota la vida. Nos hablan de qué sendas son las que conducen a la vida y cuáles al abismo. Nos dicen que es posible trabajar sobre uno mismo, dejar a tras nuestro pasado y emprender el camino de desapropiación de descentrarse para mirar más alto. Estamos llamados a ser uno con Dios y esa es nuestra mayor dignidad.

El camino que lleva a convertirse en ser humano y a ser uno con Dios es fascinante. En ese camino nos encontramos con los abismos del alma, y por eso mismo, nada que sea humano nos será ajeno, nada nos sorprenderá ni asustará. Para esto no solamente necesitamos constancia, disciplina y el Espíritu de Dios sino también una gran dosis de humor. De igual manera necesitamos de gran valor para sumergirnos en nuestra propia humanidad y observar, alegre y serenamente los muchos subterfugios, manipulaciones, seducciones, manías, adicciones, seguridades, enquistamientos, defensas para evadir el encuentro con nuestra verdad y sobre todo el encuentro con el verdadero Dios. Sin embargo debemos confiar en que Él nos acompaña.

Seguir leyendo...

Bajar versión DOC (238 KB)

publicado el 16-04-2014
reflexiones

Itinerario del Fundador, Hno. Gabriel Taborin


El Hno. Gabriel Taborin nace el primero de noviembre de 1799 en el contexto de la Revolución Francesa. Su vida, su vocación y su misión se desarrollan dentro de ese contexto socio-político- religioso y en el posterior contexto de la restauración socio-político-religiosa.

Muere en 1864 y durante todos esos años la evolución social, política, religiosa y educativa sufre grandes vaivenes. En medio de ellos se desarrolla la vida del Hno. Gabriel y la fundación del Instituto de los Hnos. de la Sagrada Familia.

Sin duda que el contexto eclesial, el desarrollo de la Iglesia, su reorganización y restauración influyen en el proceso del Hno. Gabriel como influyeron las experiencias de la Revolución y los posteriores acontecimientos sociales y políticos de esos años.

Un tema clave en esa reorganización del Estado y de la Iglesia fue el tema de la educación en ella se involucra también la Comunidad de los Hnos. de la Sagrada Familia y muchas otras congregaciones educacionistas que surgen en la época para colaborar en esa misión.

En 1779 las heridas de la Revolución no han cicatrizado todavía. En las zonas rurales de Francia, muchos grupos de cristianos celebran la fe y la defienden en la clandestinidad reuniéndose en los graneros, las bodegas de las granjas y casas de campaña, en los sótanos y lugares alejados para rezar y mantener la fe. Personas valientes esconden a los sacerdotes que viven en la clandestinidad, para salvarlos de la persecución religiosa. Los pueblos de la campaña, sobre todo, han quedado sin maestros ni sacerdotes referentes de su vida social. Muchos niños, jóvenes y familias han quedado a la intemperie y muy desprotegidos debido a los acontecimientos vertiginosos y cambiantes de esa época. La carencia cultural, religiosa y material es muy grande en esos momentos en los pueblos de las zonas rurales.

En este tiempo de calma tras la tormenta, que condicionará el nuevo siglo que nace, cerca de la frontera entre Francia y Suiza, en las montañas del Jura, a 730 metros sobre el nivel del mar, en un pueblo llamado Belleydoux de 700 habitantes, a unos 100 Km de Lyon y otros tantos de Ginebra, nace el Hno. Gabriel Taborin Poncet.

Percibo, en este contexto y por lo que le toca vivir, que Gabriel es un hombre que se siente responsable del mundo y de la Iglesia porque se sabe en este mundo y en esta iglesia. Su familia vive inmersa esos acontecimientos y comprometida con la defensa de la vida y de la fe. Ese testimonio lo recibe de sus padres de su padrino y del resto de la comunidad de su pueblo...

Seguir leyendo...

Bajar versión RTF (139 KB)

publicado el 01-11-2013
reflexiones

Sobre el proyecto educativo del Instituto
(Cultura, persona y conciencia)


1º-. Despertar la conciencia, hacer consciente lo inconsciente

a-. Educar la conciencia,

educar el corazón, educar el espíritu la interioridad, la capacidad mística de la persona, la racionalidad abierta y dialógica. Tener en cuenta que uno de los aspectos más importantes en la tarea educativa del Hno. Gabriel, una de las intuiciones claves fue “Educar la conciencia”, “educar el corazón de un niño supone... ver Nº 643 y 645 del N.G.” y la vinculación de la conciencia con Dios

b-. “Cuidar la vida, animar la vida y cuidar los ambientes donde se desarrolla la vida”

fueron intenciones e intuiciones claves de la propuesta de Gabriel. Difícil cuidar la vida si no ha desarrollo de la conciencia y ambientes que la confronten.

c-. Su personalidad y sello fue ser “Animador de la Comunidad y Formador de animadores”.

d-. Formar la conciencia para cambiar la mentalidad y generar cultura.

Educar y formar la conciencia. Sin ella nada es posible. Con la conciencia surge la racionalidad, el buen juicio, el saber, el saber vivir, el saber hacer y el saber ser. Surge la responsabilidad y la libertad. No hay ni puede haber conciencia sin la posibilidad y capacidad de ponerse frente al otro pues ahí puede aparecer la verdad de mi mismo. La formación de la conciencia propicia una identidad propia, crea una mentalidad y esto puede generar una cultura capaz de ser evangelizada, de entrar en diálogo...

Seguir leyendo...

Bajar versión DOC (70 KB)

publicado el 09-10-2013
reflexiones

Algunas convicciones educativas propias de la tradición humanista, cristiana y nazarena


La educación católica ofrece su contribución a la tarea de la humanización poniendo al servicio de la sociedad su tradición espiritual y pedagógica.

Veamos cuatro convicciones, al menos, que le son esenciales a su identidad. Estas convicciones no están reservadas para la escuela católica. También la escuela pública puede y debe enriquecerse con ellas pues esta riqueza es parte de la cultura universal. Pero la educación católica la pone en obra a través de la óptica del Evangelio.

1ª-. La primera convicción consiste en la rigurosidad e importancia que se le tiene que dar a los estudios, a la dimensión académica-curricular.

Los estudios en sí mismos, las actividades del aprendizaje son, en efecto, un medio importantísimo a través del cual se efectúa la educación del joven, a través de los cuales su humanidad se forma. Es ejercitándose en el estudio que el joven va adquiriendo las competencias de base que construyen su personalidad: capacidad de trabajo, rigurosidad intelectual, la organización de su tiempo, la curiosidad, el espíritu crítico, la fortaleza, la solidaridad, la capacidad de comunicación, la auto evaluación etc. Gracias al estudio el joven aprende a descubrirse, conocerse y conocer sus talentos, sus gustos y deseos. Adquiere así una identidad y forja su futuro. Los estudios, el ejercicio del estudiar tiene que jugar un triple rol:...

Seguir leyendo...

Bajar versión DOC (80 KB)

publicado el 09-10-2013

Mensajes

Mensajes

Redoblemos el esfuerzo contra el Covid-19



Estimada comunidad educativa, esperamos se encuentren bien.

Debido al aumento de contagios de Covid-19, compartimos el mensaje de la Directora General, Prof. Beatriz Estefan.

Saluda en Jesús, María y José

Colegio y Liceo Sagrada Familia

Publicado el 16-11-2020
Mensajes

Recordando al Vble. Hno. Gabriel Taborin

Mensaje del Hno. Animador General: 24-11-2020


Mensaje del Hno. Animador General por el mes del Vble. Hno. Gabriel Taborin 2020

Roma, 5 de noviembre 2019

“Siento en mi interior una voz que parece decirme que, a pesar de mi debilidad y de mi poco talento, Dios quiere servirse de mí para fundar una Congregación distinta”
(H.G. a Mons. Devie 15-11-1835)

Estimados Hermanos, miembros de las Fraternidades Nazarenas, Aspirantes a Hermanos, Comunidades Educativas, Comunidades cristianas, Catequistas y amigos de la Familia Sa-Fa:

Nos disponemos a celebrar la fiesta del Venerable Hermano Gabriel Taborin. Una fiesta que tiene connotaciones particulares y la otorgan un puesto privilegiado en el calendario de la Familia Sa-Fa. La fiesta de nuestro Fundador nos invita a acentuar tres aspectos: que sea memoria agradecida, celebración gozosa y mirada comprometida hacia el futuro. En este mensaje subrayaré los aspectos de memoria y de mirada al futuro, dejando lo celebrativo a cada lugar dependiendo de las posibilidades locales.

Mirando al cielo y a la tierra

En las sociedades más secularizadas se extiende la idea de que creer en Dios y cultivar lo religioso impiden atender y comprometerse con las cosas terrenas. Es como decir que mirar al cielo es una pérdida de tiempo y un obstáculo que nos distrae y nos impide ver lo que pasa en la tierra. La vida del V. H. Gabriel y la de tantos santos nos hacen ver que no es así. Mirar al cielo genera una sensibilidad especial y un compromiso con la humanidad como pocas veces se consigue. El H. Gabriel supo unir perfectamente el amor a Dios y el amor al prójimo.

La misión que el V. H. Gabriel dio a la Congregación nació de su experiencia personal en los años de maestro y catequista en diversos pueblos, donde “pisó tierra”. Con la sensibilidad de un joven inquieto y religioso, descubrió desde la experiencia, las necesidades que tenía la educación y la evangelización de su tiempo. En el mismo periodo, fue afianzando su vocación desde una confianza total en Dios. Estas experiencias maduraron en paralelo y ensancharon su corazón.

A medida que personalizaba su fe, sentía la llamada de Dios a fundar una Congregación de Hermanos que atendiese las carencias que veía en la sociedad y en la Iglesia. Y se puso manos a la obra, confiando en la Providencia, como único medio a su alcance: “plenos de confianza en la bondad de Divina, con la que hemos contado infinitamente más que con nuestras propias fuerzas” (Cir. 8, 1852). Sus energías se centraron en cuidar la educación y la catequesis de los niños, la solemnidad de la liturgia, la formación y el buen ejemplo de los maestros, la implicación de los padres y de las autoridades en las responsabilidades educativas, la creación de manuales y prácticas pedagógicas para enseñar las disciplinas escolares y catequéticas... Hemos de reconocer su gran capacidad de trabajo y su constancia para poner en marcha una Congregación dedicada a todos estos fines.

Nos llama la atención la amplia misión que quiso dar a la Congregación: “Pueden dedicarse a toda clase de obras buenas; sin embargo, su misión principal y concreta consiste en: desempeñar en las ciudades y pueblos las sencillas funciones de maestros en las escuelas cristianas, de cantores y de sacristanes; dirigir internados para alumnos de enseñanza primaria, así como orfanatos, talleres, cárceles” (NG Art. II). Una gama de posibilidades de acción muy abierta porque eran muchas las necesidades de su tiempo...

Seguir leyendo...

Publicado el 09-11-2020
Videos

Ya es la hora de proclamar la esperanza...

(Mensaje a la Familia Sa-Fa del Hno. Edgardo Bruzzoni, Animador Provincial)



Mensaje a la Familia Sa-Fa del Hno. Edgardo Bruzzoni, Animador Provincial, con motivo del reinicio de las clases en modalidad presencial.

Publicado el 26-06-2020
Carta a la Familia Sa-Fa

Segunda carta del Animador General a la Familia Sa-Fa

(20 de junio de 2020)


Segunda carta del Animador General a la Familia Sa-Fa. Imagen de “Free-Photos” 
					en ”Pixabay”

Roma, 20 de junio de 2020

Estimados Hermanos, miembros de las Fraternidades Nazarenas, Aspirantes a Hermanos, Comunidades Educativas, Comunidades cristianas, Catequistas y amigos de la Familia Sa-Fa:

Recibid en mi nombre y en nombre del Consejo General un fraternal saludo y nuestros mejores deseos de salud y de esperanza para todos.

La situación mundial que estamos viviendo como consecuencia del coronavirus me llevó en el mes de abril a enviaros una carta en la que hacía un primer balance de la repercusión que esta pandemia estaba teniendo en la Familia Sa-Fa. En aquella carta os invitaba a vivir esta circunstancia con responsabilidad y como una oportunidad para buscar un nuevo modo de realizar la misión y expresar el carisma. Especialmente llamaba a hacer fecundo este tiempo en ámbitos como la vida interior, la familia, la comunidad, la formación permanente, la misión y la solidaridad.

Quiero dirigirme de nuevo a todos vosotros, ahora que entramos en la fase de recomenzar las actividades, buscar solución a muchas situaciones y mirar al futuro. Esta pandemia de coronavirus sigue aquejando duramente a todos los países donde está presente la Familia Sa-Fa. En algunos lugares se van dando pasos hacia la apertura de movimientos y actividades, mientras que en otros están aún en confinamiento.

En los meses pasados, 9 Hermanos han sido contagiados del virus y el H. Julio Herrera de la Comunidad de Valladolid (España) murió como consecuencia del mismo. El resto lo ha superado y está fuera de peligro. Sabemos que algunos miembros de Fraternidades, profesores y familiares de Hermanos y de miembros de la Familia Sa-Fa han padecido la enfermedad y varios han fallecido.
Sois muchos los que habéis perdido familiares o amigos. Os acompañamos con la oración y la cercanía. Que el Señor les tenga junto a Él y que su memoria se mantenga muy viva entre nosotros...

Seguir leyendo...

Publicado el 23-06-2020
Mensaje

La casa está pronta y nuestro inquieto corazón preparado… ¡los estamos esperando!

(Mensaje del Prof. Marcelo Mónico, Adjunto a Dirección General)


¡los estamos esperando!

“Es un deber del pastor velar por su rebaño para que ninguna oveja se pierda”.

Hermano Gabriel, Circ. N° 6, pág. 7.

Desde el 13 de marzo pasado no hemos vuelto a nuestro Colegio, a recorrer sus pasillos, a disfrutar de los recreos y sobre todo del contacto personal y cercano entre nosotros y con nuestros estudiantes. Claro que no estábamos preparados, pero como ya he planteado, nos hemos reconvertido frente a la nueva situación que afectó a nuestro país y al mundo.

En un principio serían dos semanas o quizás tres contando Semana Santa, tal vez cuatro; ¡pero increíblemente pasaron catorce! Sin poder imaginarlo, nuestras aulas y tareas cambiaron por nuestros encuentros por meet, el uso de classroom, videos, correos y un nuevo reinventarnos para mantener todos nuestros cursos -sin perder la cercanía de nuestro carisma SaFa- desde el acierto o el error ¡pero juntos lo logramos!...

Seguir leyendo...

Publicado el 15-06-2020
Provincia

Un milagro en la Familia Sa-Fa



Mensaje a la Familia Sa-Fa del Animador Provincial y de las Directoras Generales del Liceo Nuestra Señora de Guadalupe de Canelones, del Colegio y Liceo Sagrada Familia de San José de Mayo, del Colegio y Liceo Sagrada Familia de Montevideo, del Colegio y Liceo Sagrada Familia de Salto y del Colegio San Juan Bautista de Montevideo y de la Directora de Inicial y Primaria de Colegio San José de Minas.

Publicado el 13-05-2020
Carta a la Familia Sa-Fa

Sobre la situación que vivimos a causa del covid-19

(Mensaje del Hno. Animador General)


Mensaje del Hno. Animador General

Roma, 20 de abril de 2020

Estimados Hermanos, miembros de las Fraternidades Nazarenas, Aspirantes a Hermanos, Comunidades Educativas, Comunidades cristianas, Catequistas y amigos de la Familia Sa-Fa:

Recibid en mi nombre y en nombre del Consejo General un fraternal saludo y nuestros mejores deseos de que el Señor nos conceda la paz y la alegría en este tiempo de Pascua.

La contemplación de la resurrección de Jesús nos abre el horizonte de la esperanza en un momento difícil para tanta gente que sufre las consecuencias del coronavirus, el terrorismo, las guerras, el hambre y la recesión económica.
En este momento todos los Hermanos están bien. El Hermano Basile Ramde de la Comunidad de Ars (Francia) y el H. Victor Sawadogo de la Comunidad de Ouagadougou (Burkina Faso) han contraído el coronavirus, pero gracias a Dios se encuentran bien. El resto de los Hermanos están confinados en sus Comunidades en todos los países. La prudencia y el cumplimiento de las leyes deben ser los criterios a seguir.
Nos han llegado noticias del fallecimiento de algunos familiares de Hermanos, de familiares de miembros de la Familia Sa-Fa o de amigos de los Hermanos. Ponemos en las manos del Señor a estas personas fallecidas y a sus familias para que encuentren en Él la misericordia y el consuelo.

Todas nuestras obras apostólicas están cerradas pero se sigue la actividad docente on-line en la media de las posibilidades de cada lugar. Las leyes de los gobiernos respectivos han sido cumplidas en todos los casos.
Algunas casas de formación continúan su vida cotidiana en el interior de las mismas. En algunos lugares se ha enviado a los aspirantes a casa. De momento Hermanos y formandos están bien.
La Administración General y las Provincias han suspendido las reuniones presenciales, los encuentros y las visitas canónicas previstas para estos meses. Así mismo, algunos Hermanos que debían viajar por razones de misión no han podido hacerlo y las actividades vocacionales, pastorales y educativas programadas se han tenido que suspender. Todo ello está generando una serie de limitaciones y pérdidas en todos los sentidos, que se van acumulando con el paso de los días, y que tendrán consecuencias en nuestra vida y misión.

Seguir leyendo...

Publicado el 20-04-2020
Mensaje

Mensaje Pascual del Hno. Animador General


Mensaje Pascual del Hno. Animador General

Estimados Hermanos, miembros de las Fraternidades Nazarenas, Aspirantes a Hermanos, Comunidades Educativas, Comunidades cristianas, Catequistas y amigos de la Familia Sa-Fa:

Recibid mi afectuoso saludo en este tiempo de Pascua que nos da la alegre noticia de Cristo resucitado. La resurrección de Jesús llenó de alegría y de paz a los discípulos. La tristeza y el temor dio paso en ellos a la confianza y la fe en Jesús Mesías. Esta noticia llega también a nosotros hoy y nos invita a seguir creyendo en Jesús, vivo y presente, que nos trae la nueva vida del Reino que es «justicia, paz y gozo» (Rm 14, 17).

Cuando contemplamos la pasión y muerte de Jesús en la cruz entendemos de un modo natural el dolor y el drama vivido, ya que nuestra experiencia de sufrimiento y de muerte nos ayudan a su comprensión. Sin embargo, cuando contemplamos la resurrección de Jesús, nos faltan elementos para entender su alcance porque es algo novedoso. Por ello, quiero invitaros a acercarnos al misterio de la resurrección, mirando a Cristo como la luz y la esperanza que trae al mundo la vida plena, la fraternidad y la paz.

El reencuentro con la vida plena

La pasión y la muerte de Jesús sucedieron en un escenario público y con una muchedumbre que gritaba. La resurrección de Jesús, por el contrario, aconteció privadamente y en el silencio. En muchas pinturas artísticas alusivas a la resurrección de Cristo, los soldados que custodiaban el sepulcro aparecen dormidos, sin darse cuenta de lo que sucedía. Podemos ver en estos soldados la actitud de tantos hombres de nuestra época que no perciben la presencia del resucitado. Quizá nosotros tengamos una parte de soldados que duermen y no llegamos a percibir la luz que estalla dentro de los sepulcros de nuestro mundo.

La piedra de entrada al sepulcro apareció movida y nadie se lo explicaba. La Pascua, decía en una ocasión el Papa Francisco, “es la fiesta de la remoción de las piedras. Dios quita las piedras más duras, contra las que se estrellan las esperanzas y las expectativas: la muerte, el pecado, el miedo, la mundanidad. La historia humana no termina ante una piedra sepulcral, porque hoy se descubre la «piedra viva» (cf. 1 P 2,4): Jesús resucitado”.

Seguir leyendo...

Ver este mensaje en la web del Instituto

Publicado el 10-04-2020
Mensaje

Una luz en la tormenta: ¡Felices Pascuas!

Mensaje Pascual del Hno. Animador Provincial


Mensaje Pascual del Hno. Animador Provincial

La luz al final del túnel decimos. A veces no la vemos porque no hemos pasado todavía la curva que no nos permite ver la luz, pero confiamos que está. No hay muerte sin resurrección, vivir la cuaresma como la estamos viviendo pone a prueba nuestra fe y nuestra confianza en el Señor que ha resucitado y ha vencido a la muerte. Hace unos días el Papa Francisco en una homilía, que recomiendo reflexionar y meditar, nos decía, comentando el evangelio de la tempestad calmada: “Al igual que a los discípulos del Evangelio, nos sorprendió una tormenta inesperada y furiosa. Nos dimos cuenta de que estábamos en la misma barca, todos frágiles y desorientados; pero, al mismo tiempo, importantes y necesarios, todos llamados a remar juntos, todos necesitados de confortarnos mutuamente”.

Esta tormenta inesperada, furiosa y global, nos está poniendo a prueba y nos llama a dar un nuevo sentido a lo que estamos viviendo “nos invita a despertar y a activar esa solidaridad y esperanza capaz de dar solidez, contención y sentido a estas horas donde todo parece naufragar”. Quiero destacar la entrega y dedicación constante y diaria de quienes están al servicio de los demás y “están escribiendo hoy los acontecimientos decisivos de nuestra historia: médicos, enfermeros y enfermeras, encargados de reponer los productos en los supermercados, limpiadoras, cuidadoras, transportistas, fuerzas de seguridad, voluntarios, sacerdotes, religiosas y tantos pero tantos otros que comprendieron que nadie se salva solo”.
Cuantos padres de nuestros colegios y docentes están al pie del cañón dándonos el mensaje que han comprendido que de esta tormenta no nos salvamos solos y siguen generando esperanza de vida, mostrándonos a ese Jesús sufriente en la Cruz que dio su vida por nosotros: “En su Cruz hemos sido salvados para hospedar la esperanza y dejar que sea ella quien fortalezca y sostenga todas las medidas y caminos posibles que nos ayuden a cuidarnos y a cuidar” nos dice Francisco. Vivir la semana santa es animarnos a crear “espacios donde todos puedan sentirse convocados y permitir nuevas formas de hospitalidad, de fraternidad y de solidaridad”. ¡Gracias padres, gracias educadores por reavivar nuestra esperanza!...

Seguir leyendo...

Bajar versión PDF (734 KB)

Publicado el 7-04-2020
Mensaje

Mensaje de Navidad del Hno. Animador General


Mensaje de Navidad del Hno. Animador General

“Se les presentó el Ángel del Señor, y la gloria del Señor los envolvió en su luz...
No temáis, pues os anuncio una gran alegría, que lo será para todo el pueblo: os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un salvador, que es el Cristo Señor".

(Lc 2, 9 – 11)

Estimados Hermanos, miembros de las Fraternidades Nazarenas, Aspirantes a Hermanos, Comunidades Educativas, Comunidades cristianas, Catequistas y amigos de la Familia Sa-Fa:

Quiero comenzar este Mensaje de Navidad recordando la cita del evangelista San Lucas. “Os anuncio una gran alegría que lo será para todo el pueblo: os ha nacido un Salvador”. Este anuncio a los pastores vuelve a repetirse hoy dirigido a nosotros, nuevos pastores del siglo XXI.

La Navidad es un tiempo y un sentimiento. Todos procuramos que el tiempo de Navidad sea especial y para ello lo llenamos de gestos, tradiciones, viajes y regalos a los que damos sentido y valor. Así mismo, en nosotros recobran una fuerza grande algunos sentimientos como la alegría, el amor, la amistad, la paz, la familia, la solidaridad o la ilusión, que despiertan el anhelo de alcanzar lo mejor de la vida para nosotros y para los demás.

La Navidad nos convoca

La Navidad es un tiempo y un sentimiento, pero sobre todo es un acontecimiento. Es el cumplimiento de las profecías al Pueblo de Dios: “El pueblo que caminaba en tinieblas vio una luz grande... Porque un niño nos ha nacido, un hijo se nos ha dado” (Is 9,1.5). Es la manifestación más grande del amor de Dios que se hace hombre en la humildad de Belén. Un Dios que se abaja, se hace presencia y comparte la vida de los hombres.

La Navidad es uno de los misterios más determinantes del cristianismo, nos recuerda la encarnación de Dios en un hombre: Jesús, que ha venido al mundo para salvarnos, liberarnos y elevarnos a la categoría de hijos. Hacerse carne, como Jesús se hizo en la familia de María y José, es llevar a cabo el plan de Dios desde dentro, desde lo humano. Por eso, a nosotros, la Navidad nos lleva necesariamente a poner a Cristo en el centro porque es el que nos convoca a celebrar.

¡Cuánto nos cuesta hoy reconocer el misterio central de la celebración! Ha ido ganando demasiado terreno el ruido del mercado y pareciera que celebrar la Navidad se reduce al consumo y a la diversión. Es por ello, que se necesita un ejercicio de memoria y de fe, para volver a poner en el centro el misterio de Jesús hecho hombre. Esto es lo que nos convoca...

Seguir leyendo...

Bajar versión PDF (200,1 KB)

Publicado el 23-12-2019
Mensaje

Recordando al Vble. Hno. Gabriel Taborin

Mensaje del Hno. Animador General: 24-11-2019


Recordando al Vble. Hno. Gabriel Taborin

Roma, 1 de noviembre 2019

“Cada uno, como buen administrador de la multiforme gracia de Dios, ponga al servicio de los demás el carisma recibido”
1a Pe 4, 10

Estimados Hermanos, miembros de las Fraternidades Nazarenas, Aspirantes a Hermanos, Comunidades Educativas, Comunidades cristianas, Catequistas y amigos de la Familia Sa-Fa:

El mes de noviembre nos trae la cita obligada con nuestro Fundador, el Venerable Hermano Gabriel Taborin. Estamos convocados de nuevo a celebrar el día 24 el aniversario de su paso al cielo. Este año además, se celebra el 220 aniversario de su nacimiento (1 de noviembre de 1799). Hagamos que esta celebración nos acerque a su persona y nos haga ver en él un testigo de fe inquebrantable, de fidelidad a su vocación y de generosidad en la misión evangelizadora.

Esta mirada a su testimonio de fe, de respuesta vocacional y de misión la situamos en continuidad con el mes misionero extraordinario que ha vivido la Iglesia el pasado mes de octubre. Una llamada dirigida a los cristianos para despertar el anhelo de Jesús por llevar a todo el mundo el mensaje del Evangelio.

Como Familia Sa-Fa además, somos invitados a vivir y anunciar la alegría del Evangelio. Nuestro reciente Capítulo General nos pide transparentar la razón profunda de nuestra alegría que nace del encuentro personal con Jesucristo y poner los dones recibidos al servicio de la misión. Descubrir esos dones debe suscitar en nosotros la alegría, y esta alegría nos llevará a la misión.

El depositario de nuestro carisma fue el Vble. Hermano Gabriel. Este don de gracia personal ha pasado a ser don compartido por muchos. Así, la vocación personal se convierte a su vez en convocación a una familia carismática. Desde esta perspectiva, toda la Familia Sa-Fa se hace corresponsable de comunicar este don a los hombres: “Cada uno, como buen administrador de la multiforme gracia de Dios, ponga al servicio de los demás el carisma recibido”.

Os invito a fijarnos en dos momentos especiales que el Hermano Gabriel recordaba con gran alegría. Dos experiencias que nos pueden ayudar a enfocar nuestra respuesta de vida y de misión...

Seguir leyendo...

Bajar versión .PDF (209 KB)

publicado el 04-11-2019
Mensaje

Mensaje de despedida del Hno. Superior General


Estimados Hermanos, miembros de las Fraternidades Nazarenas, Aspirantes a Hermanos, Comunidades Educativas, Comunidades cristianas, Catequistas y amigos de la Familia Sa-Fa:

Hace pocos días con la celebración de la Pascua, alcanzamos el punto más culminante del calendario litúrgico. En este alegre clima pascual, las lecturas del libro de los Hechos de los Apóstoles que nos acompañan en las celebraciones de las eucaristías relatan el protagonismo del Espíritu Santo en los inicios de la Iglesia. Hombres y mujeres transformados por el Espíritu se convierten de repente en testigos valientes y apasionados de Cristo resucitado y la alegría del Evangelio se va abriendo camino por medio de los Apóstoles.

Confiando en esta garantía del Espíritu y consciente de que Él es el protagonista de la misión de nuestro Instituto os envío esta última Carta. Tres son los motivos que me llevan a escribirla: atraer vuestra atención sobre la celebración de nuestro próximo Capítulo General, dar cuenta sucinta de la actividad del Consejo General en este sexenio que termina y despedirme de vosotros.

Como en anteriores ocasiones, también me mueve a ello el seguir apoyando la experiencia de la propia vocación de cada miembro de la Familia Sa-Fa, favorecer la pertenencia de todos al Instituto y sostener el sentido de nuestra misión en la Iglesia y en el mundo. Tarea en la que experimento muy de cerca el “nosotros carismático” que amplía cada día el horizonte de nuestra familia que nos obliga a pensar, sentir, planificar y colaborar en perspectiva familiar.

En esta perspectiva familiar de pensar, sentir, planificar y compartir me referiré a las tres intenciones expresadas que seguirán el desarrollo de esta Carta: el 38º Capítulo General; el sexenio que ahora terminamos y mi despedida como Superior General. Con este propósito quisiera encontrar las palabras más apropiadas para centrar y poner de relieve estos tres aspectos de interés informativo que el Instituto registra estos días en su agenda y finalizar así la comunicación que he ido manteniendo con vosotros a lo largo de estos doce años. ¿Alcanzaré a expresar lo que os puede interesar? De cualquier forma, estoy seguro de contar con vuestra benevolencia y comprensión. Así pues, confiando en la intercesión de la Sagrada Familia y de nuestro Venerable Fundador, fieles acompañantes de nuestra historia, paso a referir los siguientes puntos. Veamos:

El 38º Capítulo General

Ya han transcurrido varios meses desde la convocatoria del 38º Capítulo General. Con tiempo oportuno se anunció el tema, el lugar y las fechas de celebración. Ya se ha realizado la elección de los Delegados en todas las Provincias y la designación de los invitados por la Administración General. Igualmente, se han enviado tres Circulares con las indicaciones relativas a la celebración y la organización. Asimismo, la Comisión Precapitular envió oportunamente las Fichas preparatorias con el fin de recoger las sensibilidades y opiniones de los diferentes miembros del Instituto. Finalmente, hemos recibido de las Provincias las informaciones de cada una de ellas para elaborar el Informe General a presentar al Capítulo...

Seguir leyendo...

Bajar versión DOC (47,7 KB)

publicado el 10-05-2019
Mensaje

Mensaje Pascual del Hno. Superior General


Mensaje Pascual del Hno. Superior General
“Id y anunciad el evangelio” (Mc. 16, 15-20)

Estimados Hermanos, miembros de las Fraternidades Nazarenas, Aspirantes a Hermanos, Comunidades Educativas, Comunidades cristianas, Catequistas y amigos de la Familia Sa-Fa:

Recibid mi afectuoso saludo de Pascua en este tiempo en el que nos vamos preparando para la celebración de nuestro 38º Capítulo General. En este contexto pascual y congregacional se nos invita a vivir con la alegría del Evangelio los misterios esenciales de nuestra fe. Al hilo del tema de nuestro próximo Capítulo, el Papa nos recuerda que la “alegría” es el signo más elocuente del paso del Evangelio por la vida de las personas y el testimonio más elocuente de un cristiano en su tarea diaria. Por lo tanto, aprovechemos esta orientación para analizar cuanto hay en nosotros de rutina o tristeza para cambiarlo en novedad y alegría.

Así pues, en este saludo os propongo preguntaros por los “pasos de la alegría del Evangelio” que individual o comunitariamente tenemos que andar en los ámbitos personales, comunitarios, familiares, sociales o educativos. Creer en la resurrección de Cristo y celebrarla con alegría es confiar que el bien puede triunfar sobre el mal. La novedad de la Pascua de resurrección es una bella noticia que cambia la vida de todos los que creen en Jesús y compromete a los cristianos a divulgar el mensaje del Evangelio.

“Id y anunciad el Evangelio, nos compete a todos como tarea cotidiana. Se trata de llevar el Evangelio tanto a las personas cercanas como a las desconocidas. Es la predicación informal que se puede realizar en medio de una conversación o cuando visita un hogar. Ser discípulo es tener la disposición permanente de llevar a otros el amor de Jesús y eso se produce espontáneamente en cualquier lugar: en la calle, en la plaza, en el trabajo, en un camino” (EG 127). Este modo de anunciar el Evangelio nos invita a hacer visibles en nuestras vidas algunos signos de Cristo resucitado, entre ellos: la alegría, la paz y la esperanza.

El marco eclesial de los últimos meses ha puesto de relieve la atención evangelizadora que debemos prestar a los jóvenes. En unión con la Iglesia anunciemos que Jesús quiere hacerse presente en los corazones de todos los jóvenes y siguiendo al Venerable Hermano Gabriel tomemos el compromiso de acompañarlos en las aulas, en los patios, en la catequesis, en las redes sociales y en los ambientes donde los jóvenes viven. Estar en medio de ellos nos identifica con nuestra vocación y recuerda nuestra misión...

Seguir leyendo...

Bajar versión DOC (45,6 KB)

publicado el 12-04-2019

Lema 2020: La Familia Sa-Fa: Llamada a vivir la alegría del Evangelio.
Lema 2020:
La Familia Sa-Fa: Llamada a vivir la alegría del Evangelio

Provincia “Nuestra Señora de la Esperanza” - Hermanos de la Sagrada Familia en Uruguay, Argentina y Brasil.
Provincia “Nuestra Señora de la Esperanza”

Los Hermanos de la Sagrada Familia en el mundo.
Los Hermanos de la Sagrada Familia en el mundo



• Colegio Sagrada Familia, Montevideo. • Jueves 26 de noviembre de 2020